Hipotecas

 

Encuentra la opinión tanto de asesor hipotecario independiente como de  consultores financieros sobre​:

  • Dónde conseguir la mejor hipoteca

  • Cómo acortar hipoteca de 4 a 10 años.

  • Por qué NO amortizar hipoteca año a año.

 

 

¿Qué debo saber antes de comprar una casa?

  1. Tasación hipotecaria: Es la valoración de la casa para que sirva como propia garantía del préstamo. Antes de concedernos una hipoteca, el banco tasará la casa para saber cuál es valor de la ella y por tanto cuánto riesgo asume. 
     

  2. Precio de compra: El precio al que nos venden la casa.
     

  3. Capital a financiar (Principal): Es el dinero que solicitas al banco. Suelen financiar el 80% del precio de compra o tasación (el más bajo de los dos), aunque dependiendo del cliente, se puede llegar a un 90% e incluso un 100%.
     

  4. Capital propio: La parte restante al capital a financiar hasta llegar al precio de compra. Cuanto mayor sea el capital propio a aportar, más probabilidad de recibir la financiación del banco.
     

  5. El tipo de interés: Es el % de dinero adicional que le tendrás que devolver al banco. Actualmente hay 3 tipos de interés:

    • Tipo Interés variable: ​Esta compuesto por el Euribor (que es el % variable), y por el diferencial que es un % fijo. Sumando euribor + Diferencial, obtenemos el Tipo  de interés a pagar (TIN). Por tanto, tu cuota a pagar será distinta a lo largo de toda tu hipoteca.
       

    • Tipo Interés fijo: Desde el primer al último día pagarás siempre la misma cantidad de dinero, ya que el tipo de interés es totalmente fijo, no varía.
       

    • Tipo de interés mixto: Los primeros años tienes un tipo de interés fijo, por tanto, siempre pagarás la misma cuota. Los últimos años cambiarás a tipo variable, es decir, tu cuota de hipoteca podrá subir o bajar.
       

  6. Duración:​ Por norma general, lo máximo son 30 años y lo mínimo 15 años.

    • Hipoteca a 30 años: Cuota es más asequible, pero los intereses a largo plazo son los más caros.​

    • Hipoteca a 15 años: Cuota es más alta, pero los intereses a largo plazo son los más baratos.